Alcalá de Henares, Ciudad Patrimonio de la Humanidad

ALCALÁ DE HENARES, CIUDAD PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

UNIVERSIDAD-DE-ALCALA-980x653

Por aquella época no era consciente de la importancia que iba a tener para mi ciudad la declaración que acababa de ser aprobada en Kioto: el centro histórico y la Universidad de Alcalá de Henares acababan de ser declarados Patrimonio de la Humanidad.

Ya había oído desde hacía tiempo que el, por aquel entonces, alcalde complutense llevaba meses, quizá años, intentando tal consecución, que unos señores de la UNESCO habían visitado Alcalá en varias ocasiones para conocer su pasado, su patrimonio e, imagino también, sus potencialidades turísticas de cara a una declaración institucional.

Por aquel comienzo de diciembre de 1998, ya en el pasado que no lejano siglo XX, no estaba yo muy interesado, ni mucho menos como ahora, por temas de ámbito cultural (como adolescente que era, sufriendo una que otra crisis personal y con problemas, creía entonces, más serios). Y supongo que al día siguiente de aquello los medios locales de radio y prensa anunciarían a bombo y platillo el inmenso logro.

Un día como hoy, 2 de diciembre, en el que se cumplen diecisiete años de aquella declaración, se sigue celebrando como una victoria cumbre de la designación alcalaína como ciudad patrimonio.

A lo mejor en aquel 1998 no era necesariamente consciente de lo que acababa de acontecer, de volver a poner mi ciudad en un lugar de la historia, del que nunca debió de haberse apartado, del reconocimiento de su importancia cultural, viendo nacer y albergando la primera ciudad universitaria de la historia construida a tal efecto, de que aquí naciera el príncipe de las letras españolas, Miguel de Cervantes Saavedra, padre del Quijote, bautizado en una de las múltiples iglesias que pueblan el centro complutense, y que vivió, seguramente, junto a la calle Mayor, la calle soportalada más larga de España y la segunda de Europa, tras Bolonia, en la cual estaba (y aún está) el Hospital de Antezana, conocido como el Hospitalillo, donde su padre era cirujano. Además, es de remarcar que, en abril de este año, ha sido votada como la segunda calle más bonita de España, por los lectores del diario 20 minutos.

IMG_20151120_225521

Es cierto que miro para atrás y me da verdadera pena no haber sido consciente de aquella hazaña hace diecisiete años, pero sí que puedo alegrarme de hacerlo año tras año, acercándome a la que siempre será mi ciudad, a pesar de vivir a unos escasos kilómetros, y sentir un gran orgullo de haber vivido y conseguido mi licenciatura, caminando cada día entre sus calles, embebiéndome de su pasado, presente y, con toda seguridad, futuro, marcando con una felicidad enorme que Alcalá vuelve a ser conocida por su afán cultural, engrosando las listas de las escasas ciudades Patrimonio de la Humanidad de nuestro país y del resto del mundo.

Por ello, y mucho más, llevaré siempre con la cabeza bien alta el sobrenombre de complutense, junto al de humanista, por mi amor por la cultura, el saber y el conocimiento en general.

Para terminar, añado una copia de la declaración emitida en Kioto, publicada por el Ayuntamiento en 1999.

escanear0002

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s